4 de mayo de 2011

Tout est possible...

¿Con qué comenzar? ¿Con una pregunta estúpida? ¿Con una rápida oración?
¿Quieres saber cómo es que estoy tan segura de por fin haber encontrado a mi gran amor, a mi compañero, mi amante y guardián? ¿Quieres saber del momento en que decidí dejar de ser del mundo para ser completa y totalmente tuya? ¿Quieres saber porqué tuve que elegirte, a ti?

Realmente eres lo único bueno que me ha pasado, lo que más he querido…
Desde el momento en que me apartaste del frío, el miedo y los demonios solitarios que me envolvían, y tu sonrisa me hizo confiar en ti y en mí misma, porque entre todas las personas, todos los seres y todo lo existente de éste jodido mundo hallé al único humano que conserva un corazón sincero y sin temor a mostrarse tal cual es, al único que, al final, vale la pena.
En el instante en que empecé a vivir lejos de tristezas, decepciones y problemas y comencé a alimentarme de recuerdos, emociones y momentos en los que sólo somos dos los que existimos.
Desde esa vez que rescatamos nuestros corazones heridos y los posamos entre las manos entrelazadas. La vez en que de nuestras manos fueron lanzados al fuego que aún conservamos, ahí te quise, ahí te amé…
Todo es posible si estamos juntos. Todo es posible contigo protegiéndome, guiándome y manifestando cada instante que eres mi hombre perfecto, simplemente por ser quien eres y quien esperaba, porque te amo sobre todas las cosas. Estás vivo en cada parte de mí, eres tú mi suspiro nocturno, eres mi pensamiento infalible y mi único motivo y razón de seguir siendo quien soy. Eres mi perfecto...
Nuestro sentir es inefable y no existe descripción, el mundo no comprenderá jamás, habrán cuestiones y exclamaciones, pero sólo una breve y valiosa respuesta: tú.
El "nosotros" es algo que me interesa, tal vez la única cosa que me interesa en la vida...

1 comentario:

  1. Anónimo3:50 p. m.

    Mereces la felicidad de todo el universo.... te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar