27 de agosto de 2011

Postales de Bowie, Morrisey, Marley y el reloj.

¡Qué maravillosa es la mañana si la comienzo llorando!
Como aquella en la que me tomé el café humeante y sin azúcar, en la que salí al jardín en topless y con boxer ante la mirada atónita de la familia de enfrente y en la que en mi buzón posaban tres postales en lugar de deudas, propagandas políticas o facturas pendientes.
Poco a poco el tiempo vuelve a lo suyo y me da lecciones en forma de postales: "bonjour, soledad", dicen todas como título de presentación.
Yo sé que tardé un tanto en aprender, en darme cuenta que interiormente me voy quedando sola, en éste espacio tan repleto y vacío a la vez, plagado de perfección macabra y destructiva, censurado de sentido y sentimiento; éste espacio sin principio ni final, que convierte vulgar y miserable cada sonrisa nacida de labios sinceros y honestos...
Bien podría ese tiempo haberme escrito sobre no rayar mi nombre en los libros, sobre no nombrar y adoptar a cada gato callejero que me encuentre, sobre acabarme todo el caldo de la sopa o sobre no irme a la cama con los audífonos puestos escuchando en shuffle a Bowie, Morrisey y Marley, esperando quién de los tres llegará a sentenciarme en los próximos tres minutos; pero más tardé en pensar eso que la llegada de ese tiempo en venir a joderme la existencia... ahí entendí que tampoco debo subestimarlo ni llamarlo "tiempoquejode".
Más tardé en abrir la boca para gritar que en lo que él tardó en devorarme, en masticarme y arrojarme de un asqueado escupitajo, en darme la espalda y despreciarme, dejándome ahí con mis miedos, abandonándome en silencio y apagando mi luz... a partir de hoy no tengo consuelo, me siento sola, siempre estaré sola, "vas a quedarte sola en éste mundo agónico", stop me if you think that you've heard this one before... nothing's changed.
¡Qué maravillosa es la mañana si me permite llegar a la noche llorando!

3 comentarios:

  1. Muy bueno pequeña... Solo recuerda que... Tu nunca has estado sola.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:51 a. m.

    Me encantó... un poco melancólico pero es todo tú y eso lo hace perfecto.
    Y la fotografia es maravillosa! No me canso de recordarte que eres muy bella!
    Un saludo mi Maite

    ResponderEliminar
  3. Siempre que paso por aquí es como si me dieran un libro de esos que te atrapan y luego me lo quitaran... Siempre quiero seguir leyendo más.
    Seguiré esperando con entusiasmo tu primer libro.

    I love u, Mai.

    ResponderEliminar