8 de agosto de 2013

S.

Minutos, horas, semanas, meses, siendo yo, completamente; sin temor a esos silencios que llegan cuando dejamos de reír tirados en la cama, que rompen en besos, en mi rostro entre tu cuello... temí por ti, por la bruta razón de mi pasado y el miedo de alcanzarnos, temí por conocerte e intentar enamorarnos sin algo que abrazara a todo lo que nos hace distintos y nos une sin embargo... me haces sentir viva cuando te pienso, admito, te necesito hasta cuando no te lo digo, has llegado a mí porque era momento de sentir, llegaste con esa sonrisa que me ha obligado a tatuarme tu nombre y su rima en el alma... él, él...
Yo sé que valió la pena esperar por ti y por lo que estamos construyendo juntos, valió la pena esperar por, no sólo alguien con quien compartir cada momento bueno y amargo de mi vida; aguardar por un ser humano, el más bello de todos, el que ha tocado cada fino límite de mi confianza, eres razón de mi parte más hermosa, formas parte de mí.
Yo sé que cada que me encuentro frente a ti no dejo de mirarte, de acariciarte con los ojos, de demostrarte que eres tú a quien yo tanto busqué, que eres tú el dueño de esos labios cosidos a los míos, que eres tú con quien me cobijaré en la mañana y dejaré que el futuro no nos importe tanto, que eres tú a quien enseñaré el significado de amar sin demostrarlo con las palabras, de simplemente amar sin esperar nada a cambio, es eso lo que siento cuando te veo y pienso, cada que mis pensamientos se vuelcan a ti.


"Tú mereces lo mejor de lo mejor porque,  tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta..."

1 comentario:

  1. Anónimo2:56 a. m.

    muy bonito, de lo mejor...! cuidado amiga estas mas enamorada que nunca ja ja ja

    ResponderEliminar